Avda. Gonzalo Navarro, P-12, Nave A. Pol. Río do Pozo

Cofersa recuerda la normativa de seguridad en cocinas industriales

Con el fin de prevenir daños en caso de accidente o incendio en las cocinas comerciales e industriales, recordamos a los hosteleros  la obligación de cumplir estrictamente la normativa.

Cofersa Seguridad advierte, en primer lugar, de que todas las cocinas industriales (bares y restaurantes, hospitales, hoteles o centros educativos entre otros) deben estar equipadas con sistemas de extracción de aire y grasa que permiten regenerar el aire, evitando la intoxicación por vapores y gases contaminantes, y así poder garantizar un ambiente limpio, seguro e higiénico de trabajo.

Asimismo, deben cumplir la norma ‘UNE 100165. Climatización. Extracción de humos y ventilación de cocinas’, que contempla requerimientos mínimos de materiales, diseño de los conductos de ventilación y condicionantes para una adecuada limpieza, inspección y mantenimiento.

En el documento básico de seguridad también se recuerda que los humos generados en el proceso de elaboración de la comida se quedan estancados y adheridos cuando pasan a través de los filtros y conductos de los sistemas de extracción.

Esta grasa acumulada es altamente inflamable, siendo la responsable de la mayoría de los incendios que tienen lugar en las cocinas industriales. Por eso el correcto mantenimiento y limpieza de los elementos permitirá incrementar el rendimiento del sistema de extracción y alargará la vida útil de los equipos, aspectos que supondrán también un ahorro de energía y mantenimiento en el local, además de alargar su vida útil.

La normativa higiénico-sanitaria establece que el interior de los conductos debe estar perfectamente limpio, realizando al menos una limpieza y desinfección integral de forma anual. Sin embargo, es recomendable que cada seis meses se realice la limpieza y mantenimiento de los conductos de ventilación, aberturas, ventiladores industriales, aspiradores híbridos o extractores, así como filtros o rejillas de ventilación.

Sistemas automáticos de extinción

Por otra parte, las cocinas industriales debe contar con sistemas de extinción automático (rociadores), que se activan cuando detectan una determinada temperatura, abriéndose para descargar agua, facilitando la extinción del incendio en las fases más incipientes, evitando que arda el local en su totalidad.

Puertas automáticas resistentes al fuego
Además de contar con todos los equipos de prevención nombrados, en estos lugares de trabajo también es imprescindible instalar puertas automáticas resistentes al fuego que cumplen la misión de separar zonas actuando como una barrera entre el área dónde se haya podido generar el incendio y el resto de las estancias, evitando que el fuego se propague fuera de su zona de origen.

Las puertas resistentes al fuego impiden el paso de llamas y gases durante un tiempo determinado, frenando a su vez el paso de la temperatura a la cara de la puerta que no queda expuesta a las llamas. De esta manera se delimita y garantiza la seguridad de los clientes, los trabajadores y de los diferentes espacios existentes dentro de un mismo edificio.

Revestimientos
En lo referente a revestimientos de los locales, también tienen que cumplir con una serie de requisitos, es decir, se tienen que evitar elementos que ayuden a la propagación del fuego como puedan ser las alfombras, cortinas, papel de pared, tapizados, parquet, etc.

Plan de emergencia y evacuación
Por último, queremos destacar que es totalmente necesario que las cocinas dispongan de un plan de emergencia y evacuación, que implica disponer de una correcta señalización, elementos de extinción y detección de incendios debidamente homologados, y una correcta formación del personal de la cocina en materia de prevención de riesgos laborales.