Avda. Gonzalo Navarro, P-12, Nave A. Pol. Río do Pozo

Te damos las claves para evitar incendios esta Navidad

Revisión de instalaciones, mantener las luces apagadas al acostarse y evitar el contacto con las fuentes de calor son algunos de los consejos que deben seguirse para prevenir siniestros en el hogar.

En Cofersa Seguridad te damos las claves para pasar una Navidad tranquila en compañía de tus seres queridos.

En primer lugar, debes de tener mucho cuidado con la instalación eléctrica en el hogar. Para ello, no se debe sobrecargar los enchufes con multiplicadores y desconectar los aparatos eléctricos después de usarlos.

Es aconsejable no ubicar los árboles de Navidad cerca de una fuente de calor y comprobar el buen estado de cables y bombillas que los adornan.

Al salir de casa o irse a la cama, es conveniente desconectar el alumbrado navideño. Lo mismo con las velas, que pueden constituir un auténtico peligro. Además, hay que tener la precaución de mantenerlas alejadas de las cortinas o de cualquier material que pueda arder fácilmente.

Asimismo, se deben extremar las medidas de seguridad respecto al uso de braseros de carbón y leña, ya que emiten gases tóxicos que pueden llegar a poner en peligro la salud de las personas.

En cuanto a las chimeneas, todos los años hay que hacer una revisión para comprobar el estado de funcionamiento de esta fuente de calor. La recomendación principal es mantener limpio el tiro. Además, se aconseja no poner muebles, ropas o cortinas en sus proximidades y no depositar en la basura rescoldos o cenizas calientes porque pueden provocar incendios en los contenedores.

La cocina merece un capítulo especial. Los bomberos recomiendan limpiar regularmente la campana extractora y vigilar la acumulación de grasa y suciedad en los conductos. Es aconsejable no perder de vista ollas y sartenes colocados sobre el fuego y, si la sartén o la freidora se prenden, no echar nunca agua sobre el aceite caliente.

Los profesionales señalan la necesidad de que cocinas, calderas, calentadores y estufas de gas cuenten con ventilación exterior. Además, después de usar estos aparatos, se debe cerrar la llave de seguridad y es preciso cumplir con las revisiones obligatorias.

Además, en caso de que se detecte olor a gas en la vivienda, no se debe encender la luz para evitar posibles deflagraciones.