Avda. Gonzalo Navarro, P-12, Nave A. Pol. Río do Pozo

Difuntos a toda mecha

La Consellería de Sanidade ya tiene listo el protocolo de ‘Prevención de la infección por el virus SARS-CpV-2 en los cementerios de la Comunidad Autónoma de Galicia ante la festividad de Todos los Santos y Difuntos’, revisado por la Comisión Clínica para la gestión de la crisis sanitaria, en el que se subraya que la duración de las visitas a los cementerios «deberá ser lo más breve posible y, en ningún caso, deberá ser superior a 30 minutos».

Además, limita el número de personas que podrán acceder al mismo tiempo a los cementerios de Galicia, que se deberá realizar en grupos de un máximo de 4 personas del mismo grupo familiar o convivientes.

En el protocolo que se ha elaborado ante la celebración de Todos los Santos este próximo fin de semana, se asegura que «la situación epidemiológica actual imposibilita la realización de misas de campaña en los cementerios» y se insiste en que se respete un aforo máximo de una persona por cada cuatro metros cuadrados de espacios computable de superficie del recinto.

Para el cumplimento de estas condiciones, las autoridades sanitarias solicitan que se establezca un sistema de control «que deberá evitar el agrupamiento de distintos grupos de visitas y permitir mantener el distanciamiento interpersonal en los puntos de entrada del recinto». Para lo que recomienda «ampliar los horarios de apertura de los cementerios», aconsejando fomentar esta actividad en los días previos al 1 y 2 de noviembre.

Sanidade destaca en el texto relativo a las medidas organizativas que se debe «organizar la circulación de personas dentro del cementerio estableciendo circuitos diferenciados de entrada y salida al mismo». «De ser posible se indicará una puerta de entrada y otra diferente de salida», concreta, y de existir aparcamiento, «se organizará evitando las aglomeraciones de personas en el mismo».

En el caso de haber aseos, se concreta en el documento que su ocupación máxima «será de una persona para espacios de hasta cuatro metros cuadrados, salvo en los supuestos de personas que puedan precisar asistencia». En este caso se permitirá la utilización de su acompañante. Para aseos de más de cuatro metros cuadrados que cuenten con más de una cabina o urinario, «la ocupación máxima será del 50% del número de cabinas y urinarios que tenga la estancia», se matiza en el texto.